Las delicias de V.O.S.E.

Hoy estaba hablando con mi hermano respecto a la impresión que nos ha causado la última película de Quentin Tarantino: Malditos Bastardos.

Podría comentar maravillas y defectos de la misma, pero eso lo dejo para otro día. El detalle que más me ha llamado la atención durante la conversación ha sido la diferencia sustancial de que yo vi la película doblada y mi hermano en V.O.S (a.k.a. Versión Orignal Subtitulada).

No tengo ninguna queja de los excelentes dobladores que tenemos en este país, que han dotado de grandísima personalidad a personajes como William Munny o John McClaine.

Sin embargo, no puedo evitar recordar la infinita cantidad de matices que nos perdemos en el paso del original al doblado. La escena de Malditos Bastardos en el que Brad Pitt y su compañía fingen hablar en italiano, es sencillamente magnífica cuando se entremezclan los forzados acentos americanos. Películas como Las mujeres de verdad tienen curvas pierden su valor y riqueza léxica. Intermission, El Hijo de la Novia, Once o Bella pierden el sentido en algunas escenas donde prima la enfatización de las palabras o el conflicto de idiomas.

¿Debe eliminarse el doblaje? Para nada, al menos por mi parte. Pero debería ofrecerse más a menudo la alternativa de disfrutar de una sesión en V.O.S. de las películas que estrenan. No tiene desperdicio. Las que menciono aquí son largometrajes que recomiendo fervienteme ver en su lengua materna. Es toda una experiencia. Además de pasar un instructivo rato de lecciones de cine y momentos agradables.

Disfrutad.

Comments

caracol al sol said…
Brando is the V.O.S. (a.K.a BOSS) in the voices, a no one ever
Alberto said…
jippy kay jey mother fucker! 'john mclean
Relicary's Blog said…
Como debe ser, el cine es magia ^^

Popular posts from this blog

Las Cruzadas vistas por los árabes

Petición a la RAE

Frases del cazador de corazón negro