Tuesday, December 16, 2008

Lecturas

Y para terminar, un viejo proverbio:
Un libro abierto es un cerebro que habla,
cerrado un amigo que espera,
olvidado un alma que perdona,
destruido un corazón que llora.

1 comment:

nacho lillo said...

un libro es lo que tú quieras ser y si no, no es un libro para ti